¿Es procedente el despido por causas económicas agravadas por el COVID?

La actual pandemia que atravesamos está teniendo fuertes impactos económicos y el sector de la venta y reparación de vehículos no es una excepción. Ante esta situación, teniendo en cuenta que hablamos de 42.000 pymes y 35.000 autónomos en este sector que se han visto afectadas por esta coyuntura tan excepcional, las reestructuraciones de plantillas son un sacrificio que muchos tendrán que barajar de cara a garantizar su supervivencia en situaciones límite.

No obstante, ante la duda de si es una medida que podrían tomar si no quedara otra alternativa, desde Ganvam recordamos que la ley aclara que no es improcedente un despido cuando la empresa pone todos los medios a su alcance para superar el bache por el que ya estaba pasando y pese a ello no lo consigue por acrecentarse sus pérdidas como consecuencia del COVID-19.

Una decisión muy difícil de tomar, pero que llegados al punto de tener que afrontarlo es una posibilidad que tienen las empresas para intentar sobreponerse a las adversidades económicas provocadas por la pandemia.