Foto 2

El experto del MIT John Moavenzadeh anticipa que “en las ciudades, veremos una transición hacia modelos de movilidad por suscripción”

“La gente subestima constantemente el coste real de tener un coche propio. En las ciudades, veremos una transición hacia flotas de vehículos y modelos de suscripción” así de tajante se mostró el director de Movilidad Urbana del MIT John Moavenzadeh, quien recientemente visitó España para dar una conferencia en la Casa Seat de Barcelona.

En una entrevista concedida a El País, justo cuando la Comisión Europea fija 2035 como el último año para vender coches de combustión, Moavenzadeh considera que los objetivos de descarbonización “se pueden conseguir”.

La continua reducción del coste de las baterías de los vehículos eléctricos y el mayor desarrollo de las infraestructuras de recarga son puntos clave, si bien considera que mientras “la red de recarga nunca ha sido un gran impedimento para las ciudades, el reto está en la recarga en casa y las diferencias entre los ciudadanos, donde cada uno tiene sus dificultades para aparcar y recargar”.

Para el experto del MIT, estamos en un punto de inflexión en el que el aumento de los volúmenes hará bajar los costes de la movilidad eléctrica, lo que implicará mayores inversiones en infraestructuras de carga, haciendo a los conductores más proclives a la compra. “Es un círculo virtuoso. Por eso creo que poner la meta en 14 años es realista, y no veo problemas muy importantes de acceso o equidad solo en el cambio de combustión interna a eléctrico”, destaca Moavenzadeh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *