Las ventas de turismos eléctricos de ocasión suben casi un 27% en el primer semestre

El Smart Forfour se convierte en el modelo usado que más crece, con un aumento del 140% hasta junio.

Madrid, 27 de julio de 2020.- A pesar de la caída generalizada del mercado de segunda mano y aunque todavía apenas representan el 0,2% de las ventas totales, las operaciones con turismos eléctricos de ocasión subieron un 26,4% en el primer semestre, registrando un total de 1.536 unidades vendidas, según datos de Ideauto para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

Para la patronal de la distribución, la renovación de flotas de carsharing está convirtiendo a los operadores de movilidad compartida en fábricas de eléctricos de ocasión, consiguiendo que el comprador encuentre una oferta más asequible y vaya superando así una de las barreras para su popularización: el precio. De hecho, en lo que va de año el Smart Fortwo -modelo que utiliza la iniciativa Share now- es el usado eléctrico más vendido en lo en términos absolutos, con un total de 293 unidades, lo que supone un28,5% más.

En términos relativos, es el Smart Forfour -el que utiliza el “car2go para empresas” puesto en marcha por Mercedes el año pasado- el que destaca. Así las operaciones de usados con este modelo crecieron un 140,3% hasta junio, con un total de 250 unidades.

Cuadro 1. Top5 de eléctricos usados más vendidos hasta junio


Frente al largo recorrido que todavía tienen las nuevas tecnologías en el mercado de usados, los motores de combustión tradicional se ven lastrados por el impacto de la crisis del coronavirus. Así, los usados propulsados por diesel, aunque representan el 59% de las ventas de ocasión, cayeron un 31,9% hasta junio. Los de gasolina, por su parte, bajaron un 24,1% en el primer semestre, hasta situarse en las 296.102 unidades vendidas.

Cuadro 2. Ventas de ocasión por fuentes de energía hasta junio

En términos generales, los datos de Ganvam evidencian que el mercado de ocasión se recupera del shock del confinamiento a un ritmo mayor que el de nuevos, poniendo de manifiesto que el usado se convierte en un valor refugio en tiempos de incertidumbre. De hecho, mientras las matriculaciones acumulan un descenso del 50,9% en el primer semestre, con 339.853 unidades; las operaciones con vehículos de ocasión registraron un descenso del 28,4% hasta junio, con un total de 774.793 unidades. Así por cada nuevo se venden 2,2 usados.