Pon a punto tu coche para esta Semana Santa

Pon a punto tu coche para esta Semana Santa

El coche es el medio de transporte elegido por la mayoría de los españoles para desplazarse durante las vacaciones de Semana Santa. De hecho, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), durante este período festivo se producen más de 15 millones de desplazamientos por carretera.

Este tipo de viajes ponen a prueba la resistencia de los vehículos, exigiéndoles un mayor esfuerzo y rendimiento.

Para evitar cualquier tipo de contratiempo a mitad del camino, es imprescindible revisar, a conciencia, algunos elementos del coche. Para ello, lo ideal es visitar un taller mecánico antes de efectuar el viaje. Allí se encargarán de realizar un chequeo exhaustivo de las distintas partes del vehículo con el fin de que podamos llegar a nuestro destino sin incidencias.

Asimismo, debemos tener en cuenta que ponerse al volante de un coche es un acto de responsabilidad, ya que puede afectar tanto a nuestra seguridad como a la de otros conductores. De esa forma, es necesario tener la certeza de que nuestro vehículo está en las condiciones idóneas para circular por la carretera. Una buena revisión, a todos los niveles, evitará llevarnos sorpresas y poner en riesgo nuestra seguridad y la de los pasajeros que viajen con nosotros.

¿Cuáles son los principales elementos que se deben revisar para la puesta a punto de tu coche antes de irte de vacaciones?

  • Batería

La batería es un elemento fundamental para el funcionamiento de nuestro coche puesto que, sin ella, no contaríamos con la electricidad necesaria para arrancar el vehículo.

Además, teniendo en cuenta que las bajas temperaturas del invierno contribuyen a su descarga, es necesario revisar el estado de esta antes de salir de viaje.

Lo mejor es que comprueben su capacidad de carga en un taller especializado y, si no es el correcto, sea sustituida.

  • Frenos

Los frenos son unos de los elementos que más se desgastan en la conducción, por ello, es importante prestarles la atención que necesitan. El sistema de frenado de un vehículo está formado por los discos de freno, las pastillas de freno y el líquido de frenos y todos deben estar en perfectas condiciones para evitar cualquier contratiempo durante nuestro viaje.

Para comprobar su estado, es recomendable visitar un taller de confianza donde realizarán un chequeo de los frenos del vehículo.

Un sistema de frenado en buenas condiciones evitará colisiones por concentración de tráfico en una operación salida o retorno.

  • Neumáticos

Otro elemento a tener en cuenta antes de salir de viaje deben ser los neumáticos de nuestro vehículo. Son la única parte del coche en contacto con la carretera y, por ello, son los encargados de asegurar adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral.

Por un lado, debemos asegurarnos de que nuestras ruedas poseen una profundidad del dibujo adecuada (el mínimo legal es 1,6 mm). Por otro lado, debemos comprobar que la presión de los neumáticos se encuentra dentro de las medidas recomendadas por el fabricante.

Si alguno de estos dos aspectos no se encuentra en las condiciones óptimas estaremos perdiendo un agarre vital en la carretera.

No podemos olvidar revisar también la presión de la rueda de repuesto, así como las posibles fugas de aire por las válvulas.

  • Luces

Las luces son otra de las partes vitales de nuestro vehículo. Es muy importante que tengamos una buena visibilidad, tanto de día como de noche, y que seamos vistos por el resto de los conductores de la carretera. Por ello, hay que asegurarse que todas las luces del vehículo funcionan correctamente.

Además, circular con las luces en malas condiciones es muy peligroso y motivo de multa. De esa forma, los faros delanteros y traseros, los intermitentes y las luces de posición, deben estar a punto antes de lanzarnos al asfalto.

Nuestra seguridad y la de las personas que viajen con nosotros depende, en gran medida, del sistema de luces. Por este motivo, lo mejor es llevar nuestro coche al taller para comprobar que todo funciona correctamente en nuestro vehículo.

  • Limpiaparabrisas

La primavera es una época de condiciones meteorológicas inestables, por lo que es imprescindible asegurarnos de que las escobillas de nuestro limpiaparabrisas estén en las condiciones óptimas para poder hacer frente a cualquier cambio climatológico.

De esa forma, para garantizar nuestra máxima visibilidad en carretera, debemos verificar que las escobillas de los limpiaparabrisas no estén desgastadas y que el nivel de líquido sea el correcto.

  • Líquidos

Antes de salir de viaje, no debemos olvidar la comprobación del estado de los siguientes líquidos:

  1. Aceite: este elemento garantizará la correcta lubricación del motor de nuestro coche. El nivel de aceite nunca debe superar el máximo establecido por el fabricante ni estar por debajo del mínimo.

  2. Frenos: como decíamos anteriormente, el sistema de frenado de nuestro vehículo debe estar en las condiciones perfectas para no correr ningún riesgo en la carretera. Es indispensable que comprobemos el estado del líquido de frenos de nuestro coche antes de salir de viaje. Si este líquido se encuentra por debajo del mínimo establecido por el fabricante del vehículo, no podremos frenar adecuadamente asumiendo un alto riesgo al volante.

  3. Refrigerante: este líquido será el encargado de mantener el motor de nuestro coche a una temperatura apropiada. Teniendo en cuenta que, el clima propio de la Semana Santa es conocido por su inestabilidad, debemos estar preparados para no quedarnos en la carretera a mitad de nuestro viaje.

  • Cinturones de seguridad

Los cinturones de seguridad salvan muchas vidas y su correcto funcionamiento es vital. Es imprescindible comprobar que no haya roturas en las cintas de los cinturones y que estos se puedan anclar de forma adecuada al soporte donde se atan.

  • Extras

Recordemos que la previsión es clave a la hora de poner el coche a punto, así que además no podemos olvidar revisar todo lo necesario para actuar ante una emergencia: chaleco reflectante, triángulos, rueda de repuesto, reparador de pinchazos, gato, llave de seguridad de las ruedas, etc.

Como vemos, son muchos los detalles a tener en cuenta a la hora de hacer un viaje largo. Por este motivo, la mejor opción será acudir al taller para realizar un mantenimiento preventivo y evaluar el estado mecánico de nuestro vehículo. Confiar en un taller y en su equipo de profesionales puede evitarnos un susto en la carretera, pues realizarán una evaluación óptima del estado de nuestro coche y, de esta forma, evitaremos correr riesgos innecesarios y ponernos en peligro.

Si estás pensando en hacer un viaje largo por carretera estas vacaciones de Semana Santa, no lo dudes, lleva tu coche al taller y ellos se encargarán de poner tu vehículo a punto. Lo mejor es no poner en riesgo tu seguridad y la de los tuyos y comprobar que todo funciona adecuadamente.